Problemática de conservación Imprimir
   Las Cañas
En general y de forma resumida: el espacio es muy vulnerable y presenta problemas referidos a la calidad del agua, impactos derivados del uso público, introducción incontrolada de especies y fuerte presión de los cultivos y polígonos industriales que la circundan.

Existen algunas cuestiones de carácter técnico y de gestión que dificultan la protección:

  • La falta de estudios y seguimiento sobre distintos aspectos del humedal ocasiona dificultades para poder plantear objetivos mensurables y medidas de gestión específicas que puedan adaptarse a problemas concretos.
  • La colonia de martinete ha experimentado en los últimos años un importante retroceso, que podría deberse al mal estado de los árboles donde se asentaba la colonia o la nueva situación hidrológica del agua al descender la capacidad máxima de agua. Esto ha obligado a las aves a buscar zonas de cría alternativas, entre ellas el interior del carrizo.
     
  • Importante disminución de especies buceadoras en los últimos años, sobre todo somormujos, zampullines y, especialmente, el pato colorado, una de las especies más característica asociada al espacio. La población de carpas parece estar implicada en esta problemática, pues han deteriorado los fondos con las praderas vegetales sumergidas, principal fuente de alimentación de algunas buceadoras. Hay dificultades para el control y manejo de las carpas.
     
  • Se ocasionan en ocasiones conflictos con relación a la gestión del agua, ya que la comunidad de regantes es la propietaria del agua aunque el resto de aspectos relacionados con su gestión corresponde al Gobierno de Navarra. Desde la entidad gestora del espacio no siempre es posible controlar el vaciado del embalse.

Y otras cuestiones mucho más perceptibles:

  • Son numerosos los polígonos industriales que rodean el Embalse. Se desconoce su impacto real sobre la Reserva Natural, aunque es evidente el impacto visual y paisajístico.
  • Existen pequeños impactos derivados del uso público en la zona. Los más habituales: tránsito con animales domésticos, tránsito con vehículos a motor y abandono de basuras y escombros.